Lenin y Claudia Benites Aguirre fueron los hermanos que detonaron explosivos en el interior de la , en San Isidro, suceso que dejó unos 20 heridos. De acuerdo al ministro del Interior, Mauro Medina, la venganza fue el motivo del ataque y no un atentado terrorista.

Durante una conferencia de prensa, Medina dijo que los primeros resultados de la investigación preliminar descartan que se haya tratado de un atentado terrorista, por lo que pidió calma a la población. “Hay una investigación criminal que se está llevando a cabo”, señaló.

La Policía informó que en años anteriores, Victoria Aguirre Oviedo, madre de los hermanos, había fallecido a causa de una presunta negligencia por parte de la clínica.

Según las autoridades, Percy Iván Benites Aguirre, hermano de los atacantes, había denunciado a la clínica ante el Indecopi por infracciones a la ley 29571 del Código de Protección y Defensa del Consumidor, de acuerdo con el noticiero de ‘Latina’.

La Policía determinó que los hermanos habrían estado exigiendo de manera constante una respuesta al nosocomio, pero luego denunciaron que no obtenían respuesta. Esa sería la razón por la que decidieron vengarse.