Soberón cuestionó la política antidrogas anunciada por su sucesora. (USI)
Soberón cuestionó la política antidrogas anunciada por su sucesora. (USI)

Como era de esperarse, rechazó que en su paso por la jefatura de haya dejado una planilla dorada y sostuvo que las 79 personas contratadas durante su gestión ingresaron gracias a sus méritos. Además, negó que muchos de estos nuevos funcionarios ganen más que sus jefes.

"Las personas que han ingresado conmigo lo hicieron precisamente por el derecho que me asiste de llevar a un equipo de trabajo. En ninguno de los casos ha prevalecido ningún otro elemento que no sea el rigor técnico, la voluntad política y el compromiso con mi gestión", dijo a Noticias SER al ser consultado sobre la de Perú21

En cuanto a la nueva política antidrogas que desea implementar su sucesora, Carmen Masías, Soberón cuestionó que solo se enfoque en la rehabilitación y prevención.

"Me parece equivocado que el ente rector de las políticas de drogas del Perú se dedique solamente a un aspecto y deje el tema de interdicción, control de la oferta y la erradicación en manos de la Policía", refirió.

Sobre su , el exfuncionario dijo que la misma se dio porque el premier decidió hacer un cambio en base a que él puso su cargo a disposición, aunque advirtió que el motivo tiene un contenido político.

"El aspecto político de la decisión tiene una explicación: la política de drogas en el Perú está secuestrada por convergencia de la ignorancia, el desconocimiento y los intereses políticos, económicos y mediáticos", indicó.