Miró Quesada se solidarizó con editora afectada. (USI)
Miró Quesada se solidarizó con editora afectada. (USI)

Instituciones que defienden la libertad de prensa cuestionaron la contra la editora de Economía Gina Sandoval. Perú21 puso al descubierto que ese documento consignaba datos fraudulentos, como el nombre de la persona que supuestamente recibió la notificación, Rosario Sandoval Gonzales (que no existe en el Reniec), y cuyo DNI pertenecía a una persona fallecida (Humberto Juan Zurita Ramos).

El expresidente y actual miembro de la (SIP), Alejandro Miró Quesada, dijo que las arbitrariedades cometidas por las autoridades revelan que existe una intención de amedrentar al diario por su posición crítica al oficialismo.

"Esto es un acto de amedrentamiento. Los periodistas entendemos que puede haber reacciones en nuestra contra y, por ello, debemos defendernos. Perú21 es un diario incómodo y me solidarizo con la editora, el director y sus periodistas, porque han enfrentado esta situación con valentía", enfatizó Miró Quesada.

Además, adelantó que "el caso Perú21 será incluido en el informe anual de la SIP (sobre la situación de la prensa en la región) y, por supuesto, será tratado e informado en nuestra próxima sesión".

ALERTA REGIONALPero la apócrifa citación policial, con la que las autoridades han justificado la arbitraria orden de detención contra Sandoval, también fue (IPYS), que envió una alerta regional informando sobre este hecho.

El asesor legal de IPYS, Roberto Pereyra, señaló que, tras esta revelación, "no tiene sentido que el Poder Judicial la incorpore en el proceso penal como implicada y, menos, que se le ordene una detención".