De nunca acabar. Un joven  y padre de un niño fue asesinado de seis balazos por presuntos sicarios en la madrugada de este martes, en la cuadra 19 de la avenida San Germán, en el distrito de

Ronald Espinoza Rivera de 23 años se dirigía a un taller mecánico para recoger su mototaxi cuando dos presuntos sicarios llegaron en moto. Lo interceptaron y le dispararon seis veces mientras la víctima intentaba guarecerse en el interior de su vehículo.

Los peritos de y los agentes de la comisaría de Condevilla observaron que la violenta escena dejó impactos de bala en la fachada de un local de negocio.

Al lugar llegaron los familiares de la víctima quienes evitaron declarar a la prensa. La maneja la hipótesis de un ajuste de cuentas.