Los tres , acusados de atentar contra la seguridad pública y de tenencia ilegal de armas durante las protestas contra la minera , se presentaron ante el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Ica, donde presentaron un recurso de apelación.

Ezequiel Quehue Choquecota, Daniel Condori Vilca y Alberto Antonio Huayta Puma, con prisión preventiva por seis meses, negaron haber portado bombas molotov y cuchillos dentro de la camioneta municipal durante las , y señalaron que, por el contrario, estuvieron prestos a auxiliar en todo momento a los afectados.

El abogado de los agentes, Víctor Álvarez, detalló que cuando fueron detenidos estaban socorriendo a unas jóvenes que habían quedado heridas.

Los serenos permanecerán en el penal de Ica hasta que los magistrados de la Sala Superior de Apelaciones resuelvan el pedido. De acuerdo a ley, tienen un plazo de 48 horas para pronunciarse.