El 'Escuadrón Morado', compuesto por 100 serenos, se encargará de prestar seguridad a los miles de fieles que acudirán a la procesión del . Este personal de la está preparado no sólo para la intervención de delincuentes comunes, sino para el rescate de personas bajo escombros y la evacuación de víctimas por asfixia dentro de multitudes.

Ellos forman parte de un total de mil serenos que vigilarán permanentemente las calles durante los cinco recorridos del Cristo de Pachacamilla. Los serenos estarán pendientes dentro y fuera de los cordones de seguridad de la procesión y montarán vigilancia cerca de las ambulancias que han sido dispuestas por el Hospital de la Solidaridad, el Ministerio de Salud y EsSalud.

Durante la presentación del plan de seguridad, realizado en el Monasterio de Las Nazarenas, el Gerente de Seguridad Ciudadana de la comuna limeña, Abdul Miranda, comentó los desvíos que generará la jornada de fe, además de mostrar la ubicación de las cámaras de vigilancia con 'botones de pánico a fin que el público sepa a dónde acudir en caso de emergencia.

"Inclusive contaremos con un escuadrón de serenos bilingües, quienes hablan inglés, francés, quechua y japonés, permitiendo orientar a los turistas que siguen esta procesión y facilitándoles información sobre las medidas de seguridad y el propio recorrido del Cristo Morado", agregó el funcionario edil.