Carmen Auria Cornejo Hurtado y su hijo Valentino Bolívar Cornejo (4) fueron atropellados por el auto de Víctor Manuel Torres Olaya, taxista que manejaba en estado de ebriedad en .

El hecho ocurrió en el cruce de las calles Huancayo y Amazonas, cuando las víctimas regresaban de comprar el pan. Como consecuencia del accidente, el menor falleció de manera instantánea y la madre quedó gravemente herida de las extremidades inferiores.

"Mi madre se fue a comprar pan, y yo le dije a mi hermanito para que se quede conmigo para seguir viendo el vóley, pero el fue a traer a mi madre, y a los tres minutos viene una señora diciendo que a mi hermanito lo han atropellado" manifestó Rumaldo Bolívar Cornejo, hermano del menor.

Vecinos denunciaron que en la zona no había patrulleros ni bomberos que pudieran atender la emergencia. Asimismo, señalaron que la mujer, luego del fuerte impacto del vehículo, "estaba sentada y pedía ayuda" pensando que su menor aún se encontraba con vida.

De acuerdo a las primeras investigaciones, la unidad de Torres Olaya atropelló a madre y hijo luego de ser embestido por otro vehículo. El conductor se dio a la fuga y dejó abandonados a su pasajero y a sus víctimas. Se encontró botellas de licor en el interior de su auto.

La mujer fue trasladada al hospital Daniel Alcides Carrión, donde los médicos informaron de la amputación de una de sus piernas.