Pese al , el presidente del Poder Judicial, , justificó los permisos de viaje otorgados a los emerretistas (de EEUU) y (Chile), quienes se trasladaron a sus países por las fiestas navideñas pese a estar cumpliendo sus respectivas condenas en el Perú.

San Martín negó que exista una "mano blanda" con los subversivos, como denunció el presidente del Tribunal Constitucional, Carlos Mesía. "Aquí se trata de ser justo, de tener una mano justa. Ni blanda ni dura. Hacer justicia desde el ordenamiento jurídico", manifestó.

Además, el titular de la Corte Suprema dijo que le sorprende que el ministro de Justicia, Juan Jiménez, haya criticado esta decisión cuando hay antecedentes de permisos para extranjeros que purgan condena en Perú. "Este no es un tema nuevo. Ya se han dictado permisos (…) Pero en estos casos el Ministerio de Justicia, que tanto se lamenta, no interpuso ninguna apelación", señaló.

Aunque reconoció que tema del terrorismo es muy sensible en el país, dijo que las autorizaciones no están prohibidas por la ley, y que se dictaron sobre la base de uno de los principios fundamentales de la justicia: que el fin de la pena privativa de la libertad es la resocialización del interno.

Finalmente, señaló que respeta la independencia de cada juez y la responsabilidad de sus decisiones, por lo que no aceptará un "cargamontón" contra los magistrados ni que se intente amilanarlos.