Un policía arrolló esta madrugada a cuatro niños de 4, 8, 10 y 12 años, y a Maritza Tello, la encargada del cuidado de los menores, en .

El sujeto fue identificado como el suboficial Miguel Ángel Candía Rosa, quien según el dosaje etílico que se le practicó, manejaba en estado de ebriedad su station wagon blanco.

Tras el atropello, el efectivo se dio a la fuga, pero los vecinos lograron alcanzarlo a una cuadra del lugar de la tragedia. Candía Rosa fue llevado a la comisaría de Canto Rey —donde trabaja— por sus compañeros.

Los pequeños y la niñera fueron trasladados al Hospital San Juan de Lurigancho. Tello y uno de los pequeños tienen graves lesiones. La familia de las víctimas costeó los gastos, pues el auto del policía no tenía SOAT.