Macabro hallazgo en San Juan de Lurigancho. Esta madrugada se encontró el cuerpo enterrado de un mototaxista desaparecido desde el último viernes y que fue asesinado por un excompañero de colegio para robarle su vehículo de trabajo.

Tanto el asesino como su víctima tienen 17 años. El menor de iniciales J.R.E. salió a trabajar y nunca más volvió a su vivienda. Una de sus vecinas contó que, el jueves pasado, el fallecido fue a un taller de mecánica para cambiar la batería de su unidad y le dijeron: "Cuidado, tu moto está en la mira".

Fue causalmente en un local de estos que la Policía ubicó la mototaxi –casi desmantelada– de la víctima y detuvo al adolescente de iniciales J.L.A.G. que fue a recogerla.

Este confesó que mató al propietario y ocultó el cadáver en el patio trasero de la casa de sus abuelos, en el pasaje Los Cipreses de la asociación de vivienda Cantolindo. En el lugar, el cuerpo fue ubicado a casi dos metros de profundidad.

El adolescente y una mujer, que sería la madre de su enamorada, son interrogados en la sede distrital de la Divincri.