Abejas fueron llevadas a un lugar especializado. (Municipalidad de San Isidro)
Abejas fueron llevadas a un lugar especializado. (Municipalidad de San Isidro)

Dos panales de abejas que se encontraban ubicados en igual número de árboles en el fueron retirados esta mañana por personal de la Municipalidad de en coordinación con la Policía Ecológica. Estos causaban temor en los residentes y visitantes luego que un enjambre atacara y matara a un niño en Lurín.

Los custodios de la unidad especializada utilizaron una pastilla de humo para adormecerlas, recogerlas una a una y depositarlas en pequeñas cajas preparadas para mantenerlas vivas durante varios días.

Los especialistas explicaron que los panales se forman debido a que las abejas reinas se activan y cambian de panal, llevando la colmena a nuevos nidos que construyen en otras localizaciones para refugiarse y en zonas verdes donde buscan su alimento.

La Policía señaló que la abeja es un insecto protegido y ésta prohibido eliminarlas por lo que las recogieron y serán entregadas a un apicultor. Cada colmena puede contener entre 300 y 400 abejas.

TAGS RELACIONADOS