Cotrina Alama llegó sin vida a na clínica cercana. (América TV)

Un militar en actividad mató de dos disparos a un delincuente que intentó asaltarlo este viernes en el cruce de las avenidas Javier Prado con Paseo Parodi, en el distrito de .

Eran las 9:30 de la noche del viernes. El oficial EP salió de su casa en su auto, de placa C9Y-030, rumbo a recoger a su familia en .

Cuando estaba en la mencionada intersección, tres sujetos a bordo de dos motos le cerraron el paso. Los maleantes rodearon el auto y rompieron el parabrisas.

Uno de los malhechores le apuntó con una pistola. En ese momento, el oficial sacó su arma y efectuó cinco disparos. Su cómplice huyó a bordo de la moto.

Tres de los proyectiles impactaron al hampón que murió cuando era llevado a una clínica. Posteriormente fue identificado como Jorge Juan Cotrina Alama (21), quien registraba antecedentes por delito contra el patrimonio.

El asaltante fue trasladado a una clínica cercana, pero falleció en el camino por la gravedad de sus heridas. Agentes de la División de Investigación de Homicidios informaron que al delincuente, al parecer, se le trabó la pistola por lo que no pudo disparar.

"De acuerdo a las primeras pericias todo indica que se trató de un acto de defensa propia", señaló uno de los oficiales a cargo del caso.

Explicó, además, que en poder del asaltante se encontró la pistola con la que pretendía atacar al oficial. "Se halló un proyectil trabado", refirió el investigador.

En tanto, Antezana fue llevado a la comisaría del distrito y luego a la sede de la para rendir su manifestación sobre lo ocurrido.

El penalista indicó que "según el Código Penal, la legítima defensa se configura cuando hay una agresión en la que la vida de uno está en peligro".