Numerosos análisis ayudaron en la reconstrucción.
Numerosos análisis ayudaron en la reconstrucción.

El rostro original de fue reconstruido en agosto de 2015 en el marco de un proyecto científico multisectorial y gracias a un trabajo coordinado entre investigadores, odontólogos y antropólogos forenses peruanos y brasileños.

Para conocer realmente a la Patrona de América y de las Filipinas se tuvo que exhumar sus restos en el convento de Santo Domingo. Luego, se realizaron análisis odontológicos, antropológicos forenses y la digitalización en 3D por fotogrametría, con un software de código abierto.

Este último proceso estuvo a cargo de la Facultad de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, institución que trabajó con el Equipo Brasileño de Antropología Forense y Odontología Legal, la Sociedad Peruana de Odontología Legal, Forense y Criminalística y la Universidad San Martín de Porres.

A través del análisis de la morfometría dentaria y estructuras bucales se logró establecer las características antropológicas de las personas, entre ellas la talla, edad y otra información importante para lograr su representación real, cita la agencia Andina.

BREVE BIOGRAFÍA
Santa Rosa de Lima, cuyo nombre real es Isabel Flores de Oliva, nació en Lima (Perú) el 30 de abril de 1586. Fue hija de Gaspar Flores y de María de Oliva. Fue bautizada en la Parroquia de San Sebastián en Lima por el sacerdote Antonio Polanco.

Murió a los 31 de edad el 24 de agosto de 1617. El día de sus exequias y entierro los devotos se abalanzaban sobre su cuerpo para arrancarle la vestimenta en busca de un recuerdo, aclamándola como santa.

Hoy sus restos se veneran en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Lima (Santo Domingo) con notable devoción del pueblo peruano y de América que visita la Capilla dedicada a su culto en el Crucero del Templo dominicano.

En 1634 se presentó a Roma la causa de su beatificación, al cual se realizó en el Convento Dominico de Santa Sabina en Roma, en 1668. Fue canonizada por Clemente X el 12 de abril de 1671, quien la proclamó "Principal Patrona del Nuevo Mundo".

TAGS RELACIONADOS