La fiscal María del Rosario Lozada tuvo un fuerte roce con durante el extenso interrogatorio, realizada en Arequipa, para esclarecer las circunstancias de la muerte de en el Valle del Colca.

En un extracto del audio de la diligencia, al que tuvo acceso el programa Panorama, Ponce López no supo precisar varias fechas en el período que anduvo perdida en el nevado Bomboya, por lo que recurrió a un calendario que finalmente la magistrada le arrebató de las manos luego de que esta cuestionara la legalidad del interrogatorio.

"Cuando uno da declaraciones no tiene nada en las manos. Si tú quieres que aplique la ley como tú quieres, yo lo voy a aplicar. Cuando las personas dan declaraciones a nuestros peritos, no tienen nada en las manos, no tienen fechas, no tienen calendarios, no tienen apuntes, no tienen nada, okey", señaló Lozada.

En otro momento, la representante del Ministerio Público mostró un documento sobre el levantamiento del secreto de las comunicaciones de la universitaria, que consignan dos llamadas entrantes al celular de Rosario Ponce el 7 de abril de 2011, dos días después de que, según ella, perdió toda comunicación porque se le bajó la batería del equipo.

Tal aseveración provocó la ira de Ponce López, quien afirmó que todo era mentira y que el reporte era falso. Juan de Dios Medina, abogado de la familia Castillo-Rojo, indicó que la joven argumentó que su defensa le había dicho que no debía responder sobre ese tema, mientras que Jorge Carpio, representante legal de la universitaria, evitó opinar sobre aquel incidente, ya que "era una cuestión reservada".