(Foto: Karlos Peralta)
(Foto: Karlos Peralta)

El jefe de la Policía, general Raúl Salazar, informó esta noche que un grupo de policías están retenidos por unos 300 ronderos que tienen cercada la comisaría del caserío Llaucán, en donde 15 efectivos tuvieron que refugiarse para evitar ser secuestrados por manifestantes que se enfrentaron a las fuerzas del orden en Bambamarca, capital de la provincia cajamarquina de Hualgayoc, donde , con lo que se eleva a cuatro el número de fallecidos durante las protestas antimineras en los últimos dos días.

"Van resistir", dijo el alto mando policial en televisión nacional al comentar el incidente que se produjo luego de que un helicóptero con un contingente policial para reforzar la seguridad en la zona fuera impedido de aterrizar en la plaza central de Bambamarca.

La nave, contó Salazar, tuvo que dejar a los 15 policías que trasladaba en el citado caserío, ubicado a tres kilómetros de la ciudad. Una turba se dirigió a esta zona pero los agentes del orden lograron subir a un cerro donde estuvieron retenidos por casi dos horas.

Luego lograron llegar hasta la comisaría del lugar, donde –hasta el cierre de esta nota– seguían refugiados a la espera de refuerzos, junto a los seis efectivos que había en la dependencia.