Ladrones se llevaron coronas, estatuillas, cruces, entre varios objetos trabajados en plata. (USI/Referencial)
Ladrones se llevaron coronas, estatuillas, cruces, entre varios objetos trabajados en plata. (USI/Referencial)

La iglesia del distrito de Langa, en la provincia limeña de , fue blanco de un robo sacrílego. Delincuentes realizaron un forado de 30×30 centímetros en la puerta principal y se llevaron diversos objetos trabajados en plata por un valor incalculable.

El robo fue descubierto por Alcibar Salsavilca Quispe, gobernador del distrito, quien se percató que la puerta presentaba un forado. De inmediato, denunció el hecho en la comisaría de Huarochirí y se lo comunicó al presidente de la comunidad campesina de Langa.

Este último constató que los delincuentes sacrílegos robaron una corona de plata con el mundo y una cruz de plata; un forro de plata que cubría el arco iris de tres metros, 13 campanillas de plata, dos ángeles de plata con sus cadenas y otros.