Roba a pasajeros dormidos en pleno vuelo de avión rumbo a Holanda

Policía del aeropuerto lo detuvo. Ya antes había caído por hurtos en Brasil y en Argentina.

Cesar Martinez

Un ladrón de alto vuelo. No asaltó en una calle ni usó la violencia. Luis Alberto Escobar Vega, de 42 años, aprovechó las 12 horas de viaje de Ámsterdam, Holanda, hacia Lima, para –en pleno vuelo– abrir las gavetas en las que se guardan los equipajes de mano y sustraer diversos objetos , además de dinero.

Escobar Vega –quien se luce en su cuenta de Facebook como propietario de un restaurante en Pueblo Libre– perpetró este robo en el momento en que las luces internas de la nave se apagaron, y cuando la mayoría de pasajeros dormía.

Sin embargo, sus sigilosos –y sospechosos– movimientos fueron detectados por una aeromoza, la que alertó al jefe de tripulación del vuelo 743 de KLM, Inge van der Hoek. Todo esto ocurrió en cielo peruano, la tarde del 12 de julio.

Van der Hoek le pidió a Escobar Vargas que entregue el dinero que había sustraído de una maleta. Fueron, en total 3,400 dólares. Luego de esto, el capitán del avión pidió por los altavoces, a todos los viajeros, que revisen detenidamente sus maletas.

Uno de ellos, identificado como José Barahona Borda, indicó que ese dinero le pertenecía. Así, Escobar fue detenido cuando bajaba del avión. Personal de la comisaría del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez ya lo estaba esperando.

A dicha dependencia llegaron otros pasajeros para denunciar que también habían sido víctimas de robo, según informó la Policía.

VIAJABA PARA ROBAR
No es la primera vez que Luis Escobar es detenido por robos como este. En anteriores oportunidades acudió a eventos deportivos internacionales para mezclarse entre periodistas y participantes a fin de apoderarse de objetos de valor.

Esto fue lo que ocurrió en enero de 2010, en el campamento Dakar de San Rafael, en Argentina. Según el portal MDZ, Escobar Vega cayó junto con la peruana Lidia López.

A ambos se les encontró credenciales falsas de periodistas, así como diversos objetos hurtados, los que eran enviados como encomienda a Buenos Aires. Esta pareja usaba un vehículo alquilado para seguir a las delegaciones internacionales que participaban en el citado evento.

Y en febrero de 2012, importantes portales deportivos de Brasil –como ESPN y Sportv Globo– dieron cuenta de la intervención de esta misma pareja, en la sala de prensa del Gimnasio de Ibirapuera, en Sao Paulo, donde se desarrollaba un importante torneo internacional de tenis.

A Escobar y a López se les encontró dos cámaras fotográficas profesionales robadas y tres celulares, además de pulseras que les daban acceso a todo el torneo. Por este hecho, afrontaron un proceso legal en el mencionado país, que duró algunos años.

Ir a portada