El ministro del Interior, Carlos Morán, se reunió con dirigentes de la Conmebol y FPF. (Mininter/Twitter)
El ministro del Interior, Carlos Morán, se reunió con dirigentes de la Conmebol y FPF. (Mininter/Twitter)

El ministro del Interior, , se reunió con los dirigentes de la (Conmebol) y de la (FPF) para analizar las medidas de seguridad que se implementarán en la final de la , que se disputara en el estadio Monumental entre River Plate y Flamengo, este 23 de noviembre.

En la cita, Morán “reafirmó el compromiso del Gobierno de brindar todas las garantías de seguridad” para que la final de la Copa Libertadores 2019 “se desarrolle con normalidad”.

Una delegación de la Conmebol llegó este miércoles hasta el estadio Monumental para realizar una primera inspección al recinto. Tras ello, una empresa procedió a efectuar la limpieza de los asientos.

La Conmebol decidió el martes trasladar la sede la final de la Copa Libertadores, de Santiago a Lima, ante la oleada de protestas que persisten en la capital chilena.

La entidad hizo el anuncio tras un encuentro en el que participaron representantes de los dos clubes finalistas de la Copa Libertadores 2019, River Plate (Argentina) y Flamengo (Brasil).

“Nuevas circunstancias de fuerza mayor y orden público, analizadas y evaluadas con prudencia, considerando la seguridad de los jugadores, del público y de las delegaciones, motivaron la decisión de llevar la final de la Copa Conmebol Libertadores 2019 a Lima, Perú, y mantener la fecha del 23 de noviembre”, informó el organismo mediante un comunicado difundido en su página web.