Un grupo de madres del colegio María Parado de Bellido, en el , denunciaron el regreso de la profesora Marcelina Peña Uriarte, quien fue acusada por sus alumnas de segundo grado de haberlas sometido a constantes maltratos y humillaciones.

Los abusos habrían sucedido durante el año pasado, pero las niñas solo denunciaron a la profesora luego que se enteraran que el lunes ella regresó a las aulas, después de ausentarse durante en lo que va del año escolar por motivos desconocidos.

Según contaron las madres, que se dieron cita en la puerta del centro educativo para manifestar su descontento, la maestra clavaba sus uñas en el cuero cabelludo de las niñas, les mojaba los pies si se portaban mal, y no les daba permiso para usar los servicios higiénicos, haciéndolas orinar de pie dentro del aula.

Cerca de 32 alumnas habrían sido víctimas de estos abusos mientras cursaron el primer grado de primaria. Asimismo, una madre de familia comentó que le parecía extraño que apenas llegara del colegio su hija se quedara dormida y se quejara constantemente de dolores de cabeza, pero ahora entiende que fue por la tensión vivida por la menor al ser víctima del maltrato.

EN MANOS DE LA UGELConsultada por la situación de la profesora, la directora del centro educativo, Irene Rosas Moreno, manifestó en Buenos Días, Perú que está en manos del director de la Ugel 02 tomar cartas en el asunto; sin embargo, las madres ya se habían acercado a este organismo sin obtener respuesta.

De igual manera, hablaron con la docente Peña Uriarte y le pidieron que dejara que otra profesora se encargue del aula donde estudian sus hijas, pero, según comentaron, la profesora se negó y dijo que tenía una autorización de la Ugel para trabajar ese año con las menores.