El féretro con el cuerpo de Tomás Costilla Mendoza (50), el tripulante peruano que falleció en el , llegó esta noche a Lima acompañado de sus familiares.

Los restos de nuestro compatriota llegaron en un vuelo de la aerolínea KLM al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, donde permanecerán en una cámara especial hasta mañana, lunes, cuando se dispondrá su traslado por vía aérea a su natal ciudad de Trujillo, informaron fuentes de la Cancillería.

Gabriel Pacheco, jefe de la oficina de Comunidades Peruanas en el Extranjero, señaló que recibió a Madeleine Costilla, hermana del difunto, y a su esposo, Ángel Campos, que viajaron a Italia para repatriar los restos de su pariente.

Según se informó en el aeropuerto, los familiares tienen que terminar los trámites en Aduanas y sanidad para poder llevar el féretro a Trujillo, donde será sepultado esta semana.