Socorristas no imaginaron que se verían envueltos en un proceso judicial. (Referencial/USI)
Socorristas no imaginaron que se verían envueltos en un proceso judicial. (Referencial/USI)

Dos integrantes de Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF) que rescataron a en el valle del Colca de Arequipa, en abril de 2011, rindieron hoy su manifestación ante la fiscal María del Rosario Lozada, a cargo de la investigación preliminar por la desaparición y muerte del universitario .

Miguel Chávez Zapana y Rocío Gonzales Apaza se presentaron ante la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa para cumplir con la diligencia. Martín Cuentas Arrojo, también integrante del BUSF, no acudió al Ministerio Público a pesar de haber sido citado para hoy.

Al culminar su manifestación, Chávez dijo a la prensa que, al momento del rescate, no escuchó decir a Rosario Ponce que Ciro Castillo Rojo estaba vivo, y que todo lo que había sucedido en esa oportunidad lo manifestó a la Fiscalía.

También refirió que en ningún momento pensó que participar en el rescate de una persona lo llevaría a estar involucrado en una situación legal como esta, ya que él radica en Puno y venir a Arequipa afecta su actividad laboral.

Gonzales, por su parte, prefirió no hablar con la prensa respecto a la diligencia fiscal en la que participó.

La fiscal María del Rosario Lozada, luego de recibir la manifestación de los rescatistas, comentó que las 27 diligencias programadas por su despacho continuarán y se retiró del Ministerio Público.

Para el miércoles está prevista la asistencia del conserje de la sede del en la ciudad de Chivay, que recibió de manos de un poblador de la zona el documento de identidad de Ciro Castillo Rojo.

Según el abogado Jorge Carpio Valencia, defensa de Rosario Ponce, el conserje cumplirá con un reconocimiento fotográfico para identificar al poblador que le entregó el referido documento.

También fue citado Peter Ríos Alzamora, de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña (USAM) de Chivay, para informar sobre la recepción de la denuncia de desaparición de Ciro y Rosario de parte de su amigo Efraín Matos.

Ciro Castillo Rojo se extravió en el valle del Colca, el 4 de abril del año pasado, y su cuerpo fue último.