El rescate de los nueve trabajadores atrapados en la mina Cabeza de Negro, en Ica, podría tardar dos días más, debido al y a que la zona es "totalmente inaccesible", pues no hay señal de telefonía ni abunda el agua ni el alimento.

Así lo confirmó el primer ministro , quien llegó a la zona en representación del presidente Ollanta Humala para evaluar las labores de rescate y solicitar la ayuda necesaria para que puedan salir con vida del socavón en el que están atrapados.

"De parte del presidente, venimos a traer unas frases de aliento a los trabajadores. Vamos a hacer todas las coordinaciones del caso con las empresas mineras que están cerca para que venga el apoyo de inmediato", informó Valdés Dancuart, quien estuvo acompañado por el ministro de Energía y Minas, .

Precisamente, Merino destacó las labores de apoyo de la minera Milpo y exhortó a otras empresas a que se sumen a la tarea. "Hago un llamado a las empresas para que apoyen en la limpieza del derrumbe, sobre todo en el caso de minas subterráneas", declaró.

Según se informó, los nueve mineros atrapados se encuentran tranquilos y con la esperanza de que serán liberados, aunque su estado de salud podría empeorar por los cuatro días que ya llevan sepultados.