La propuesta de imponer un en el país sigue dando que hablar. El presidente de la Sociedad Peruana de Gastronomía , Bernardo Roca Rey, consideró que el tema no es complejo, pero requiere de trabajo urgente.

En diálogo con Perú21 consideró "una tontería el detonante que ha hecho pensar a la gente sobre este tema, de que vamos a recorrer un camino peligroso". En ese sentido, propuso que los ministerios de Salud y Cultura activen un convenio que ambos tienen para mirar soluciones a este tema.

Resaltó que se trata de un tema cultural. "Primero, hemos inventado un modelo gastronómico de cocina, que es inclusivo, ha evolucionado y se ha convertido en identidad cultural de los peruanos y ayuda a nuestra autoestima". Sin embargo, ahora "representamos lo bueno de un caso típico de comida 'chatarra'".

Como ejemplo, comentó que hace unos años en el Perú nadie pensaba que se podía pedir una comida caliente en menos de 15 minutos (fast food) y "abrir una cadena de producción que supiera hacer todo exactamente con la higiene suficiente para hacerlo". "Mucho de lo que se está aprendiendo ahora tiene esa cultura (foránea). La forma de hacerlo rápido y de comercializarlo", destacó Roca Rey.

"Lo peor que puede tener la comida peruana son las recetas estándar. Dentro de esa lógica estaría la comida foránea. (…) Hemos visto regímenes dictatoriales que prohiben ese tipo de cosas. No existe esa prohibición. Lo que hay es un Perú libre e inteligente para desechar de esas costumbres aquellas partes que no son correctas", añadió.