Los reos del ahora podrán laborar formalmente para el sector privado mientras estén en prisión.

Gracias a un convenio del , y la , los internos recibieron su documento de identidad y número de RUC con el que podrán emitir recibos y cobrar un sueldo.

Esta es la primera vez que se brinda tal beneficio a la población penitenciaria. El jefe del INPE, , afirmó que este programa de reinserción laboral permite "darle la oportunidad a los jóvenes" para que "salgan adelante como microempresarios".

La empresa , con la ayuda de la institución penitenciaria, ha habilitado talleres de capacitación para los reclusos, en los que aprenden a fabricar monederos, cartucheras, billeteras y otros artículos de cuero. Ellos trabajarán formalmente para la compañía.