El (INPE) espera reordenar durante el 2012 el penal de Lurigancho, el más sobrepoblado del Perú, a fin de separar a los reclusos de mayor peligrosidad y reincidencia de los que ingresaron por primera vez.

El jefe de dicha institución, , indicó que para ello se coordinará con la , que tiene a su cargo la seguridad interna y externa del recinto carcelario que alberga a más de siete mil internos.

Precisó que el reordenamiento implica la identificación de aquellos reos de alta peligrosidad que están ubicados indebidamente en pabellones de mínimo riesgo, para conducirlos a ambientes de máxima seguridad.

Asimismo, indicó que se adquirirán nuevos equipos para reforzar la fiscalización y el control dentro de los establecimientos penitenciarios.

De otro lado, el funcionario señaló que el cuenta con una partida de S/.75 millones para iniciar la edificación de un penal que estaría ubicado en Lima e indicó que esperan contar con presupuesto adicional del Tesoro Público en el transcurso del 2012, ya que dicho monto es insuficiente.