El embajador del Perú en Estados Unidos, Harold Forsyth, recibió el ostensorio. (Andina)
El embajador del Perú en Estados Unidos, Harold Forsyth, recibió el ostensorio. (Andina)

El embajador del Perú en Estados Unidos, , recibió hoy una de plata dorada que data del siglo XVIII y que hace unos años fuera robada de la iglesia San Esteban Mártir de la ciudad de Yaurisque, (Cusco).

"La recuperación constituye una muestra de la valiosa cooperación alcanzada entre los dos países para evitar el tráfico ilegítimo de nuestras riquezas culturales", dijo Forsyth, quien aseguró que la pieza retornará pronto a la mencionada región.

Funcionarios del peruano detectaron la pieza luego de que fuera vendida en la prestigiosa casa de subastas de Nueva York, consignada por un coleccionista de arte relacionado con los museos de Puerto Rico y Denver.

Una vez que se demostró que pertenece al patrimonio cultural del Perú, con asistencia de las autoridades diplomáticas peruanas, así como de la , esta obra de arte religioso fue incautada y permaneció en una bóveda especial hasta cumplir con todos los requisitos legales para su regreso.

El ostensorio de plata, de base cuadrada, presenta dos cuerpos. El primero lleva ocho tambores esmaltados, y las patas tienen la forma de querubines alados con ornamentaciones de hojas.

El segundo cuerpo presenta una base de forma cilíndrica y lleva sobreexpuestos cartelas de hojas estilizadas de acanto. Igualmente, muestra un astil de cuatro cuerpos con ornamentaciones sobreexpuestas de plata repujada.