Cerca de un centenar de personas protestaron frente a la Nunciatura Apostólica, ubicada en la avenida Salaverry, en contra de la decisión del cardenal de la licencia ministerial al padre .

"Queremos que el padre Garatea siga ejerciendo su labor pastoral entre nosotros. Lo conocemos de hace mucho tiempo, es una persona excelente, fiel al evangelio, con una animación sacramental de primer lugar, y eso tiene que ser reconocido por la Iglesia", manifestó Juan Noriega, miembro de la .

Señaló, además, que el plantón fue convocado a través de las redes sociales por un grupo de jóvenes, quienes no encuentran justificación a esta disposición. "Nos han quitado a nuestro pastor, ya no tenemos quien nos celebre la misa", aseguró.

Asimismo, Noriega se mostró indignado por las razones que han sido tomadas para esta suspensión. "Dicen que es por algunas declaraciones que estarían en contra del magisterio de la Iglesia, pero no especifican cuáles", agregó.

"Él se ha manifestado a favor de la unión civil de los homosexuales y en contra del celibato obligatorio (…) y Gastón tiene derecho a dar su opinión, ya que esas declaraciones no las puede imponer como dogmas de fe", remarcó.

"(Con este plantón) esperamos don cosas: la primera, que se revierta esta decisión, y, la segunda, invocar a la comunidad católica que tiene que cambiar este estilo de conducir la Iglesia (…) El cardenal (Cipriani) tiene que abrirse al cambio de los tiempos", finalizó.

La protesta contó con la participación de destacadas figuran políticas como Henry Pease, Gloria Helfer, Juan Incháustequi, Alberto Adrianzén y Marco Arana, entre otros.