Pese a los intentos del Gobierno de resolver el conflicto con los sectores antimineros de , los dirigentes que promueven las protestas en la región contra el proyecto minero Conga y , ratificaron su postura intransigente.

Ese el caso de Edy Benavides, presidente del Frente de Defensa de Bambamarca, quien cerró cualquier posibilidad de diálogo con el Ejecutivo y reiteró que no hay nada que conversar sobre el emprendimiento aurífero de US$4,800 millones al que se oponen.

"Nosotros ya no queremos ver las caras de los ministros. ¿Qué han hecho los ministros? Han escuchado a los mineros y nunca se preocuparon de escuchar nuestra posición. No puede haber diálogo, el tema del agua es innegociable", dijo el dirigente radical.

SE ROMPIÓ ESTADO DE EMERGENCIAAdemás, Benavides anunció que continuarán con sus movilizaciones pese al estado de emergencia en Bambamarca y lo justificó al alegar que la Policía quebró el estado de excepción al provocar la muerte del poblador Joselito Vásquez.

Amenazó también con una nueva escalada de violencia si es que el Ejecutivo no responde en el más breve plazo al documento que enviaron al presidente Ollanta Humala con la comitiva religiosa con la que se reunieron el lunes último, en el que exigen que se levante el estado de emergencia y se declare la inviabilidad de Conga.

"Necesitamos una respuesta en el más breve plazo posible porque si esto se dilata más, va a haber cosas que no queremos. Nuestra posición es ni un muerto más. No más violencia ni derramamiento de sangre", refirió.