Uno de los de las protestas contra el en ahora pretende desmarcarse de los actos de violencia que provocó por el temor que tiene a ser detenido por desacatar el estado de emergencia que rige en la región.

Se trata del presidente del denominado Frente de Defensa de Bambamarca, , quien asegura que no tiene nada que ver con las el estado de excepción, las cuales – alega– las convocan los mismos pobladores y que él se pliega como dirigente. "No me voy a quedar encerrado entre cuatro paredes", dijo muy suelto de huesos en Canal N.

"Quiero decirle al Gobierno y al Ministerio Público que no se apresure porque nosotros no hemos cometido ningún delito. No es porque tengamos miedo a la cárcel, sino creo que no sería saludable de que se emita una orden de captura a un dirigente serio y responsable, porque intentamos llevar esta lucha pacíficamente sin tener actos de violencia", agregó el radical.

Incluso sostuvo que en las últimas manifestaciones ha podido "controlar a algún tipo de infiltrado que intente provocar a la Policía Nacional".