Luego de agonizar durante aproximadamente 16 horas, Uriel Ramos Chipana (31) murió por las graves quemaduras que sufrió luego de que un grupo de pobladores de Juliaca, , le prendieran fuego por haber asaltado a una vendedora, a quien le robó S/.15 mil.

Ramos Chipana perpetró el atraco con otros tres cómplices, pero la moto en que intentaba huir fue interceptada en la avenida Circunvalación. Luego de agredirlo, le rociaron combustible a él y a su vehículo y les prendieron fuego. Los otros hampones lograron escapar.

El el fuego le ocasionó al delincuente graves quemaduras en el 90% de su cuerpo, por lo que fue trasladado al hospital Carlos Monge Medrano, donde murió. Su cuerpo luego fue trasladado a la morgue central de la ciudad.