Un día después de las explosiones en el estacionamiento y en el área de la radiología de la , la Policía Nacional del Perú (PNP) y la Municipalidad de San Isidro inspeccionaron el lugar para verificar su estado.

En su recorrido identificaron daños en los techos y en las fachadas de las paredes. También tres autos fueron dañados.

"En la parte del laboratorio hubo resquebrajamiento que están siendo reemplazadas. Mientras que en el estacionamiento hay tres o cuatro vehículos que se vieron afectados", señaló el gerente de seguridad ciudadana de la Municipalidad de San Isidro, Milko Ortega.

Este hecho ocurrió ayer por la mañana y los responsables son los hermanos Lenin Benites Aguirre (40) y Claudia Rocío Benites Aguirre (44), quienes detonaron dos explosivos en la puerta del baño del laboratorio y en el estacionamiento de la clínica Ricardo Palma.

La PNP determinó —en sus investigaciones— que la familia Benites Aguirre habría actuado por 'venganza', debido a que  hubo una presunta negligencia en 2011 por la muerte de su madre.

El atentado dejó a más de 30 personas heridas y los más graves son los hermanos que perpetraron las explosiones.

Según los abogados penalistas, los hermanos podrían ser condenados entre 15 y 35 años por tentativa de homicidio calificado.