Un hombre que fingió realizar una colecta para una comunidad de niños pobre recibió una paliza por parte de pobladores de la ciudad de Juliaca (región Puno), quienes lo denunciaron por robar un celular y S/.1,000 de una tienda.

El hombre, cuya identidad se desconoce, recibió patadas y puñetes tendido en el suelo antes de confesar que había hurtado el teléfono móvil y S/.100 de un comercio cercano.

Miembros del Serenazgo evitaron que el hecho llegue a mayores y se llevaron al ladrón a la comisaría del sector.