Las Elecciones Regionales y Municipales se realizarán este domingo 7 de octubre.
Las Elecciones Regionales y Municipales se realizarán este domingo 7 de octubre.

Los distritos más ricos del país parecen ser los más atractivos para los a las alcaldías. Y no hablamos de los capitalinos distritos de San Isidro, Miraflores o La Molina. El Estado transfiere anualmente millones de soles a municipalidades distritales de diferentes regiones como participación del total de ingresos obtenidos por la explotación minera: el apetitoso canon que los nobles gestores de las alcaldías deben administrar y gestionar para el desarrollo de su comunidad, pero, ¿es el canon una herramienta para salir de la pobreza o un botín que atrae a candidatos como moscas a la miel? 50+1 hace un repaso por los cinco distritos con más presupuesto de todo el Perú: San Marcos (Áncash), Echarate, Quellouno, Pichari y Kimbiri (Cusco).

CANDIDATOS, POBLACIÓN Y CANON

Echarate, ubicado en la provincia de La Convención (Cusco), recibe poco más de 200 millones de soles producto de la explotación de Camisea y alberga una población electoral de 34,804 personas. Desde el año 2004, cuando se inició la transferencia del canon, el número de candidatos ha ido en aumento y, durante los dos últimos procesos, 12 listas se han presentado a elecciones municipales. Sin embargo, en los últimos diez años, tres de sus alcaldes han sido procesados por corrupción.

En 2006, en Pichari, también en Cusco, apenas cuatro candidatos se animaban a postular al cargo. Hoy son 14 organizaciones políticas las inscritas, un candidato para aproximadamente 1,150 personas. El generoso canon que promete sacar de la pobreza a este distrito asciende a S/50’594,080.

Pueblo chico, infierno grande: las candidaturas en pos del canon. (Perú21)
Pueblo chico, infierno grande: las candidaturas en pos del canon. (Perú21)

Un alcalde sentenciado con prisión efectiva y otro con prisión preventiva por 18 meses se suman al rosario de corrupción esta vez en Quellouno (Cusco), donde el canon gasífero aporta S/48’246,295 pero también mucha ambición. En las elecciones de 2014 hubo siete candidatos en contienda y la cifra para 2018 llega a 12. Esto quiere decir que, impresionantemente, existe un candidato por cada 833 electores.

En San Marcos (Áncash), el número de autoridades ediles involucradas en actos delictivos ha crecido junto con el número de organizaciones políticas que pugnan por ocupar el sillón municipal. Este distrito favorecido por la explotación minera no ha tenido buena suerte con sus alcaldes. En el periodo 2007-2017, tres de ellos han sido sentenciados por corrupción, otro logró escapar de la justicia luego de que lo detuvieran con 45 mil soles y el ganador de los últimos comicios fue suspendido del cargo por tener prisión preventiva. En total, cinco autoridades le fallaron al distrito en 10 años, una tragedia.

Este distrito, que en 2017 recibió cerca de 45 millones de soles, tenía en 2006 tan solo nueve candidatos para luego casi doblar el número en las elecciones de 2012 y 2014 con 17 candidatos. En el presente proceso de elecciones municipales, la oferta se ha contraído a 10 para una población electoral de 14,951, es decir, un candidato por casi 1,500 personas.
Finalmente, en los comicios pasados del distrito cusqueño de Kimbiri, solo hubo seis candidatos y ahora presenta 10 para una pequeña población electoral de 12,234. 42 millones de soles esperan ser administrados.

En conclusión, la tendencia en esta selección de distritos muestra la asociación que hay entre más dinero y mayor número de participantes en la contienda, a pesar de que una ley aprobada por el Congreso elimina a las organizaciones políticas locales (distritales y provinciales). Esto último no ha calado en el ímpetu de quienes quieren lograr alcanzar la máxima autoridad distrital en estas atractivas circunscripciones.

CIFRAS

- 203 millones de soles es la cantidad que recibe Echarate.

- 1 candidato por cada 833 electores hay en Quellouno.

TAGS RELACIONADOS