(Correo)
(Correo)

La ministra de Educación, , llegó a la región para inaugurar un colegio del distrito de Pítipo, pero terminó refugiada en el hotel Costa del Sol, donde se hospeda, debido a que al menos 200 personas protestan en las afueras del lugar en reclamo de la culminación de las obras de dos centros educativos.

Los manifestantes, entre padres, escolares y profesores, pertenecen a los colegios Juan Manuel Iturregui y Elvira García y García. Ellos denuncian que las obras de construcción en las instituciones se encuentran paralizadas.

Señalan que los trabajos comenzaron en enero del 2011 y que debieron culminarse el diciembre del 2012. Llevan varios meses paralizados y los escolares están divididos en varios colegios.

Se detalló que en el lugar hay un gran resguardo policial. Los protestantes se han apostado en las dos salidas que tiene el recinto con el fin de evitar que la titular del sector salga del establecimiento sin atenderlos.

Sin embargo, Salas pudo salir del lugar a bordo de una camioneta, que fue golpeada por los manifestantes exigiendo que los atienda.