Locales tuvieron que cerrar. (David Vexelman)
Locales tuvieron que cerrar. (David Vexelman)

Las protestas de los últimos días en el Centro de la capital han ocasionado cuantiosas pérdidas económicas a los propietarios de los negocios de la avenida Abancay y del Jirón de la Unión. Así lo denunció Salvador Ode, dirigente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Lima.

"Esta semana hemos tenido que cerrar tres días y no nos han dejado trabajar. Ya perdimos el 96% de nuestras ventas, por no decir el 100%. No sabemos qué hacer para cumplir con nuestras obligaciones, el pago de servicios y haberes", indicó.