Una de las intervenciones más sonadas fue la de Las Suites de Barranco, local que fue clausurado definitivamente. (USI)
Una de las intervenciones más sonadas fue la de Las Suites de Barranco, local que fue clausurado definitivamente. (USI)

Ángel Arroyoaarroyo@peru21.com

El ejercicio del meretricio se ha convertido en una actividad muy atractiva para jóvenes colombianas, quienes, en un principio, son traídas a Lima por mafias que las explotan sexualmente.

La División de Investigación de Trata de Personas de la Policía (Divintrap) informó que en este ilícito negocio se mueven millonarias sumas de dinero pues las ciudadanas del país cafetero llegan a enviar remesas de hasta 30 mil soles mensuales.

Estas extranjeras tienen entre 18 y 24 años. En su mayoría provienen de Cali, Medellín y Antioquia, ciudades golpeadas por la pobreza y el narcotráfico.

"Ante la situación social que enfrentan, ellas prefieren escapar de su país y eligen el Perú como destino. Muchas lo hacen para costear sus estudios universitarios, ayudar a su familia o simplemente buscan huir de la miseria", manifestó a Perú21 el coronel Ángel Merino, jefe de la Divintrap.

Informó que las extranjeras ejercen el llamado oficio más antiguo del mundo, de forma clandestina y en condiciones de explotación, en locales nocturnos A-1 ubicados, principalmente, en Miraflores, Surco y Barranco. Ahí cobran entre 250 y 800 soles por sus servicios.

"Estas ciudadanas son mejor pagadas que las peruanas en la prostitución. Definitivamente, este negocio les resulta muy rentable y prueba de esto es que hemos detectado que una meretriz colombiana llega a enviar remesas de dinero de entre 25 mil y 30 mil soles mensuales. Las transacciones se efectúan través de agencias internacionales como Western Union", detalló a este diario el coronel Merino.

MAFIAS DE TRATAA través de las investigaciones se ha establecido que son varias las mafias que traen a colombianas a Lima y otras ciudades del país. Las jóvenes son explotadas sexualmente durante tres o cuatro meses, bajo las condiciones típicas del delito de trata de personas.

"Estos delincuentes les ofrecen una vida diferente y destinan un presupuesto para traerlas. Luego les cobran hasta 10 o 20 veces más de lo que invirtieron", explicó.

Lo curioso es que, trascurridos los cuatro meses de explotación y luego de ser 'liberadas' por los tratantes, son las mismas colombianas quienes deciden quedarse en nuestro país y dedicarse al meretricio.

"Algunas regresan a Colombia y luego vienen por su propia cuenta para ejercer la prostitución de forma voluntaria, pues este oficio les resulta muy rentable", añadió Merino.

Los establecimientos nocturnos donde son explotadas las extranjeras son concurridos por personas con gran poder adquisitivo.

Entre ellos figuran el Tequila Rock y el hostal El Pacífico, en Miraflores, así como Venus, en San Miguel, y Las Suites de Barranco (clausurado recientemente de forma definitiva).

El factor común de estos lugares es que en el mismo predio funcionan una discoteca, un night club vip y un área de habitaciones. Este último generalmente está ubicado en las azoteas y es ahí donde se alojan las extranjeras.

AUMENTA PROSTITUCIÓNDe acuerdo con las estadísticas de la Divintrap, en lo que va del año se ha rescatado a un total de 687 víctimas de trata y delitos conexos (proxenetismo) solo en Lima.

De esa cifra, 78 son colombianas, 22 ecuatorianas, 20 dominicanas, 1 paraguaya y 1 chilena. En tanto, se detuvo a 183 varones y 80 mujeres por estar involucrados en estos delitos.

Al respecto, el coronel Merino manifestó que el meretricio clandestino se ha extendido no solo en Lima sino en todo el país. "Siempre ha habido prostitución, pero en los últimos meses se ha incrementado de manera preocupante", afirmó.

DATOS

- El 24 de agosto, la Policía realizó un operativo en el club nocturno Moon Light, cerca del óvalo Higuereta (en Surco). Ahí se intervino a 40 extranjeras, la mayoría de ellas colombianas.

- El 19 de octubre se allanó Las Suites de Barranco, en la cuadra 2 de la Av. República de Panamá, en Barranco. Se intervino a 16 colombianas, 4 dominicanas, 2 venezolanas, 1 boliviana y 25 peruanas.

- El 26 de octubre, 14 jóvenes colombianas y 6 peruanas fueron intervenidas en la discoteca Venus, ubicada en la cuadra 16 de la Av. La Marina, en San Miguel, informó la Policía.