En busca del diálogo. Tras concluir su etapa de capacitación, el certificó a 30 intérpretes de lenguas originarias para participar en los procesos de entre el gobierno y los pueblos indígenas.

Seleccionados de un grupo de 200 postulantes, los integrantes de esta primera promoción fueron capacitados por un equipo a cargo Viceministerio de Interculturalidad y del Centro de Investigación Lingüística Aplicada (CILA) de la Universidad Mayor de San Marcos.

De esta manera, además del español dominan el ashaninka, awajun, aymara, machiguenga, quechua y shipibo – konibo, las seis lenguas indígenas con mayor número de hablantes en el país.

Según informó el viceministro de Interculturalidad, , estos intérpretes tendrán la tarea de traducir a su lengua originaria los alcances del derecho a la consulta de las comunidades nativas, tal como lo establece la norma.En los próximos meses, un nuevo grupo de 21 intérpretes comenzarán el mismo curso de capacitación en otros dialectos.

De esta manera se espera finalizar el 2012 con intérpretes en las 21 lenguas nativas, que ayuden en las zonas de conflicto y colaborar con las labores de comunicación a nivel nacional.