El alcalde de La Victoria, , informó que el permanecerá cerrado hasta que los comerciantes firmen un compromiso en el que establezcan los plazos de subsanación de las deficiencias encontradas durante una inspección realizada esta mañana. Esto a fin de salvaguardar la vida de las personas que acuden a este local, así como de los mismos negociantes.

Durante la inspección realizada por personal de la Sub Gerencia de Gestión de Riesgo de Desastres y Fiscalización se constató que continúan los problemas detectados en anteriores inspecciones. El ambiente técnico se ha convertido en un depósito y no cuenta con equipos de detección centralizada de humo. Asimismo, no poseen alumbrado de emergencia y presentan otros problemas en el sistema eléctrico.

Según el burgomaestre, a la fecha no han levantado las observaciones ni existen documentos que acrediten la voluntad de subsanarlos. “Hoy Polvos Azules sigue en riesgo alto. Siguen los tableros eléctricos en mal estado, siguen las fugas de agua y las estructuras deterioradas”, manifestó.

La zona más grave es el último piso que es una cochera sin licencia ni certificado de defensa civil, la cual representa un riesgo y será clausurada definitivamente. “El tercer piso no se va a abrir. Es de alto riesgo”, precisó.

Forsyth hizo una invocación a los dirigentes de Polvos Azules a firmar lo más pronto posible dicho compromiso. Ratificó que los operativos en otras galerías continuarán de manera inopinada con el propósito de garantizar la seguridad de las personas ante la cercanía de la llegada de las fiestas de fin de año.