(Captura de Pantalla / América TV)
(Captura de Pantalla / América TV)

Desde hace años, el temor de los vendedores de zapatillas de son los '', quienes a través de una estrategia grupal tratan de hurtar la mayor cantidad de calzado. 

Como ya sabe, muchos venezolanos han llegado a nuestro país y uno de los centros comerciales que los albergó laboralmente es Polvos Azules. En ese sentido, varios venezolanos son 'jaladores' y cuando roban algún par de zapatillas, para ellos representa una disminución en su salario.

Carla García, vendedora, comentó "una mujer embarazada ingresa al puesto y empieza a preguntar por los precios. Es allí donde sus cómplices empiezan a robar. Yo no puedo ver lo que sucede pues atiendo a varias personas". 

Muchos 'stands' han optado por colocar cámaras de seguridad, sin embargo no se atreven a denunciar ya que -según algunos dueños- la Policía no los ayudan y también hay miedo por temor a represalias.