Un bochornoso incidente protagonizó esta madrugada un grupo de policías que se hospedaba en el hostal El Dorado, en la ciudad de .

El propietario del local, Edwin Díaz, denunció en el noticiero Primera Noticia que cinco de ellos en completo estado de ebriedad lo golpearon por pedirles que apaguen sus luces y no hagan bulla, porque sus pequeños hijos y otros familiares dormían en el cuarto piso.

Díaz indicó que el incidente ocurrió cuando volvía del velorio de un pariente. Afirmó que los efectivos ocupaban una habitación del segundo nivel del hostal, ubicado en el cruce de las calles Urrelo y Amazonas, desde hace dos días y que habían llegado por decretado por el Gobierno tras el paro contra el proyecto .

En el acta del fiscal provincial Ramiro Díaz figura que seis uniformados atacaron al hostelero. Sin embargo, en los registros del hostal solo hay cinco. El agredido admitió que también había bebido licor en el funeral al que asistió. En la diligencia también participó el comandante PNP Carlos Vásquez, jefe de Radio Patrulla en Cajamarca.

Esta mañana, los uniformados implicados fueron sacados del hostal para que se realicen la prueba de dosaje etílico, en medio de un fuerte despliegue policial.

Díaz teme que haya un intercambio de efectivos para que se tome la muestra a agentes que no han participado en los hechos. Además, dijo que sus atacantes se fueron sin pagar el servicio.