El can luego del rescate no quiso separarse del policía que lo salvó. (PNP)
El can luego del rescate no quiso separarse del policía que lo salvó. (PNP)

Final feliz. Un perrito sin dueño que cayó a un acantilado de 50 metros en el río Rímac, cerca al puente del Ejército, fue puesto a buen recaudo por agentes de la Unidad de Rescate de la Policía Nacional en . Una joven de la zona que solicitó la ayuda a los uniformados lo adoptó.

El rescate ocurrió hoy a las 4:00 p.m.. Una joven vio al animal atrapado al fondo del acantilado, una zona empinada, pero no podía bajar a ayudarlo por lo peligroso que resultaba. Sin perder el tiempo llamó al 105 PNP para pedir ayuda y rogó al policía que la atendió para que ayudaran al animal.

MIRA: Coronavirus en Perú: donan al Ministerio de Salud más de un millón de medicamentos hidroxicloroquina y azitromicina

El equipo de rescatistas llegó y uno de los efectivos con ayuda de sogas y arnés descendió hasta donde se encontraba el animal. Por un momento el perrito, asustado, se movió y estuvo a punto de caer de una altura de 20 metros hacia el cauce.

El policía tuvo que ganarse la confianza del can haciéndole cariño para evitar que lo mordiera y así lo cargó y lo subieron a la superficie. Los curiosos aplaudieron la labor de los policías por salvar al animal. Carmen Estrada asumió la adopción del can que tendría dos años.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR