TRAS LOS RESPONSABLES. Policía deberá realizar las diligencias respectivas en un plazo de 50 días. (Jessica Vicente)
TRAS LOS RESPONSABLES. Policía deberá realizar las diligencias respectivas en un plazo de 50 días. (Jessica Vicente)

Luego de que, a través de un peritaje de la Policía Nacional, se conociera que en el local de –donde murieron dos jóvenes– había una máquina expendedora de bebidas que producía una fuga de corriente eléctrica, la Fiscalía dispuso que el caso pase a manos de la División de Investigación de Homicidios de la Dirincri.

Así, se seguirá la investigación como un caso de presunto delito de homicidio culposo en agravio de . La 35° Fiscalía Provincial Penal de Lima dio un plazo de 50 días para que la unidad especializada realice las diligencias.

De acuerdo al citado peritaje, realizado por Richard Flores, con especialidad en ingeniería mecánica eléctrica, la máquina presentaba un “deficiente aislamiento debido a las manipulaciones y adaptaciones de accesorios, por lo que la carcasa de material conductivo de electricidad presenta energización, presenta fuga de 36 mA (miliamperios), superando el valor máximo de 32 mA”.

El informe, además, señala que el efecto de dicha fuga de corriente eléctrica sobre las personas podía producirles un paro cardiaco y quemaduras severas. También concluye que las víctimas no contaban con indumentaria ni equipos de protección personal y que en el piso había acumulación de agua.

RESPONSABILIDAD PENAL

Para el abogado penalista Mario Amoretti se trataría de un presunto delito de homicidio culposo que tiene una pena de hasta 8 años de cárcel y la responsabilidad podría alcanzar hasta al gerente de la empresa.

“Aquí hay una violación al deber de tomar previsiones pertinentes para darle la seguridad al trabajador. El delito es como consecuencia de la inobservancia para librar las normas de seguridad y salud en el trabajo. La pena privativa es no menor de 4 ni mayor de 8 años en caso de muerte”, dijo Amoretti a Perú21.

No obstante, para la abogada penalista Romy Chang, la responsabilidad penal recaería en la administradora o supervisora a cargo de la tienda.

“Sí podemos hablar de un delito de homicidio culposo. El artículo 111 del Código Penal dice que sería una pena de 1 a 6 años por pluralidad de víctimas. Es lo que corresponde en este caso de McDonald’s”, manifestó.

Agregó que “esta sentencia alcanzaría solo al administrador del local y peor aún si a este se le había informado sobre el estado de la máquina”.

Recalcó que en este caso hay una responsabilidad penal y civil. “La empresa deberá pagar una indemnización porque fue quien contrató al personal responsable de la negligencia”, sostuvo.

TENGA EN CUENTA

- La abogada Elizabeth Carmona, quien se encarga de la defensa de la familia de Alexandra Porras, informó a Perú21 que pedirá a la Fiscalía que solicite la detención preliminar de los presuntos responsables.

- Según el peritaje, cerca del cuerpo de Gabriel Campos se halló una llave de tuerca de metal que se usaba para manipular el tanque de gas.