Desalmado. Asesinó con cuchillo a su expareja, a adolescente de 15 años y a sus propios hijos. (GEC/Rolando Ángeles)
Desalmado. Asesinó con cuchillo a su expareja, a adolescente de 15 años y a sus propios hijos. (GEC/Rolando Ángeles)

La masacre ocurrida, la madrugada del domingo, en una vivienda del jirón La Mar, en , pudo evitarse si los efectivos de la comisaría de San Cayetano, que se encuentra a escasos metros del lugar del crimen, hubiesen tenido una acción más decidida.

De manera indolente, ellos no reaccionaron a tiempo ante los desesperados llamados de auxilio de los vecinos y del propio hijo de la víctima, de 9 años, único sobreviviente de esta brutal matanza.

Esta falta de compromiso de la Policía Nacional frente a los casos de feminicidio es constante. Se actúa con indolencia, con indiferencia y con extrema lentitud. Ahora, se pretende tapar esta actitud negligente con el show montado con la captura de Adolfo Bazán Gutiérrez, acusado de atacar sexualmente a una modelo.

Pudieron evitar la muerte de una mujer que suplicó por ayuda una y otra vez, pudieron escuchar los gritos desgarradores de cuatro niños que eran testigos de una masacre en la que ellos mismos eran los protagonistas.

Ahora nada podrá devolverles la vida a Jesica Tejeda Huayanay (35) ni a tres de sus cuatro hijos. Dos de ellos murieron el mismo domingo, mientras que otro, una niña de dos años, la cuarta víctima, dejó de existir ayer, en el hospital Dos de Mayo, producto del ataque y de quemaduras.

Ya no importan el anuncio de drásticas sanciones del ministro del Interior, , ni el anuncio de ayuda de la ministra de la Mujer, . Ellos ya están muertos.

Solo queda una criatura de 9 años en la orfandad, una criatura que está desfigurada y que tendrá que soportar el trauma de haber visto cómo Juan Huaripata Rosales (28) mataba a su madre y a sus tres hermanitos, dos de ellos –la de dos años y la de dos meses de nacida– hijos del homicida, quien tras el crimen, trató de prender fuego a la casa de su expareja. Él fue detenido, el mismo domingo, por los propios vecinos de El Agustino.

Ayer, por la mañana, vecinos y familiares de las víctimas llegaron hasta la comisaría de San Cayetano portando carteles que llevaban frases como “Policía, tu indiferencia causa violencia”, “Destitución de los policías, ahora”. Ellos exigían la detención de los agentes que no actuaron oportunamente para salvar a Jesica y a sus hijos.

Algo está fallando en el sistema policial para que esto siga ocurriendo. Algo debe cambiar, y ya. De lo contrario, estas muertes seguirán.

TENGA EN CUENTA

  • Jesica Tejeda tenía cuatro hijos. Los dos mayores, de 15 y 9 años, eran fruto de un primer compromiso. Las otras dos, de 2 años y de 2 meses, eran producto de la relación con Huaripata.
  • El adolescente de 15 años murió el domingo, al tratar de defender a su madre. La pequeña de dos meses falleció ese mismo día, por asfixia. El menor de 9 años se viene recuperando en el hospital Hipólito Unanue.
  • La Fiscalía evalúa solicitar la detención preliminar de seis policías de la comisaría de San Cayetano, en El Agustino.

TAGS RELACIONADOS