Horas de angustia. Magistrado Richard Concepción Carhuancho se dedicó a la búsqueda de su hija.
Horas de angustia. Magistrado Richard Concepción Carhuancho se dedicó a la búsqueda de su hija.

Tras 24 horas de haber estado como desaparecida, Andrea Fernanda Concepción Alvarado (13), hija mayor del juez , fue ubicada por la Policía, la noche de ayer, en Chimbote.

A las 9:11 de la mañana de ayer, en la comisaría de Chacarilla del Estanque, Santiago de Surco, se presentó la denuncia de la desaparición. Según la Nota Informativa Nº 029-A-2019, de la PNP, fue la madre de la menor, Yusbelda Alvarado Aróstegui, la que llegó a dicha delegación.

Ella contó que aproximadamente a las 6:30 de la mañana ingresó a la habitación de la adolescente y no la encontró. El caso quedó a cargo de la Dirección contra la Trata de Personas.

En un video, obtenido por Perú21, se ve el instante en el que la menor abandonó el edificio donde vive. Ella mira a uno y otro lado, como para constatar si alguien la seguía.

Por los detalles de su partida, la Policía ya presumía que Andrea Concepción había obedecido instrucciones dictadas por un mayor de edad. Y es que a las 10:00 de la noche del lunes salió en pijama a botar la basura para ver en qué lugar se encontraban los agentes de seguridad de su padre.

Poco después, cuando su madre ya estaba en su habitación, se cambió de ropa y salió del edificio. En el camino se fue cortando el cabello para que no la reconocieran. Además, dejó su celular a fin de que no la ubicaran a través del GPS.

En dicho equipo, la Policía encontró los mensajes que la menor intercambiaba con un sujeto de 18 años, identificado como Abraham Castillo Chávez.

Este, la mañana de ayer, fue contactado por la madre de la adolescente. Si bien le contestó el teléfono y le dijo “no me moleste”, luego apagó su equipo. La Policía no descarta que esta persona haya obedecido a otros intereses.

Del mismo modo, se supo que la menor ya se había fugado en octubre de 2018 para encontrarse con él. En esa oportunidad fue hallada por la PNP en un bus que se dirigía a Chimbote.

En horas de la noche de ayer, la menor se comunicó con su madre y le dijo que estaba en la zona de Buenos Aires, en Chimbote. Los policías llegaron hasta dicho lugar y confirmaron que estaba sana y salva.

El general Óscar Gonzales, jefe de la Dirección de Trata de Personas, señaló a Perú21 que Abraham Castillo “estaría incurso en el delito de inducción a la fuga de una menor”.

Para el penalista Roberto Miranda, estaríamos frente a un delito contra la libertad individual. “Por más que ella haya dado su consentimiento, en casos de menores de 0 a 14 años, estos están protegidos con relación a su integridad física y sexual”, sostuvo.

Para el penalista Mario Amoretti, solo se podría configurar el secuestro siempre que se demuestre que hubo violencia de por medio.

DATOS

  • La adolescente llamó a su madre Yusbelda Alvarado y le dijo que estaba en la casa de un familiar de Abraham Castillo, hasta donde llegó la Policía.
  • Al cierre de esta edición, la menor se encontraba en la comisaría de Villa María, en Chimbote.