El padre de Jafet Torrico Jara, el peruano que fue descuartizado junto al venezolano Rubén Matamoros Delgado, en el hostal Señor de Sipán, en , acudió este viernes a rendir su manifestación a la sede de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri).

A su ingreso a esta sede policial, Pedro Torrico evitó declarar respecto a la muerte de su pariente pese a la insistencia de los medios por obtener algún detalle respecto a los implicados de este macabro asesinato.

Una de las periodistas en el lugar, le consulta, incluso, si conocía si que las venezolanas detenidas identificadas como Verónica Andreina Montoya Araujo, y Jacksiver Salcedo Campos están involucradas en la muerte de su hijo, pero este evadió las interrogantes e ingresó a las oficinas de esta institución.

Como se recuerda, según las últimas declaraciones proporcionadas por Abraham Perozo Borjas, alias ‘Guasón’, Jafet Torrico Jara y Rubén Matamoros Delgado fueron asesinados y descuartizados por encargo de “” por supuestamente haberse apropiado de un dinero producto de la venta de droga. La Policía se encuentra tras los pasos de este ciudadano extranjero.