Los elegantes del aeropuerto: la justicia perdonó a coronel PNP y volvió para delinquir
Los elegantes del aeropuerto: la justicia perdonó a coronel PNP y volvió para delinquir

Era considerado, por el Ministerio Público, como una pieza clave, como el informante de una organización criminal dedicada a asaltar camiones que salían de los almacenes de la empresa Talma, en el

Era el encargado de dar los datos precisos sobre las placas de estas unidades, los horarios y el tipo de mercadería que llevaban: desde celulares, laptops, hasta relojes.

Se trata del coronel PNP Manuel Ibárcena Escalante, quien, la madrugada de ayer, fue detenido, en su departamento, ubicado en Surquillo, por agentes de la y representantes de la Fiscalía.

Con él cayeron, en distintos puntos de Lima, otras 11 personas, acusadas de integrar la avezada banda Los Rápidos y Elegantes del Aeropuerto, entre ellas Giancarlo Panizo Cotillo (35), ‘Nacho’, cabecilla de esta banda, detenido en Santiago de Surco.

Coronel fue capturado durante un operativo junto con otros 11 integrantes de una banda criminal. (Perú21)
Coronel fue capturado durante un operativo junto con otros 11 integrantes de una banda criminal. (Perú21)

OFICIAL CON HISTORIAL

Esta no es la primera vez que Ibárcena Escalante –quien, laboraba en el Estado Mayor de la PNP– se ve envuelto en un escándalo. En el año 2000 fue separado de la institución, acusado de extorsionar a narcotraficantes del Callao. Años después, por orden del , volvió a la institución.

El general PNP Neyre Rodríguez, jefe de la Dirección Nacional de Investigación Criminal, indicó que Ibárcena asesoraba e informaba al Giancarlo Panizo sobre los horarios de salida de los vehículos y la mercadería que llevaban.

Sus cómplices se las ingeniaban para interceptar los camiones. En algunas ocasiones, se hacían pasar por policías y secuestraban a las personas que transportaban los productos.

Tras ello, desactivaban el GPS y conducían la unidad a un almacén o una cochera para ‘transbordar’ los artículos, los que eran vendidos en tiendas formales.

“Se va a determinar cómo lograban insertar los productos en el mercado formal. Lo cierto es que obtenían gran parte de la ganancia total (casi el 60%)”, sostuvo Rodríguez.

Explicó que otros siete sujetos se encargaban de perpetrar los robos armados –algunas veces con fusiles–, mientras que tres mujeres facilitaban sus inmuebles para ocultar la mercancía. Todos fueron detenidos ayer.

Agregó que Álvaro Aranda Ortiz (40) y Michael Santana Aguirre (37), miembros de la banda, operaban desde los penales Castro Castro y San Juan de Lurigancho, respectivamente. “Ellos conseguían las armas”, detalló.

Indicó que Ibárcena Escalante viene colaborando y que su oficina del Estado Mayor, ubicada en el Ministerio del Interior, también fue intervenida.