El (Florida, EEUU) brindó su descargo sobre el caso del peruano Luis Fernando Cabeza Valdivia, quien fue el pasado fin de semana en los exteriores de un local nocturno en dicha jurisdicción. La familia del afectado denunció que el ataque tuvo un trasfondo homófobo.

"Un oficial se le acercó a decirle que debía irse o podía ser arrestado. (Cabeza) no le hizo caso al oficial y este lo escoltó hacia afuera. El detenido intentó zafarse y golpeó al policía en el pecho", indicó Vincent L. Ogburn, portavoz de la Policía de Orlando. "Ahí fue donde comenzó la pelea. El oficial efectuó una descarga, pero no tuvo efecto, por lo que volvió a lanzarle otra con la cual cayó", añadió.

Ante el hecho, la Cancillería en Miami para que siga de cerca el caso de Cabeza Valdivia, quien aún sigue detenido en el país norteamericano bajo los cargos de resistencia pacífica a la autoridad, resistencia con violencia y situación migratoria irregular.

Asimismo, señalan que si se comprueba que hubo una agresión injustificada contra el ciudadano peruano, se deberá sancionar a los responsables, pues la condición migratoria irregular no justifica la violación de derechos humanos en ningún lugar del mundo.