Suboficial fue felicitado por su valerosa acción. (Canal N)

Un joven de 21 años identificado como Amadeo Bryan Rosales Guardia, quien sufría depresión severa por problemas emocionales, llegó hasta el acantilado de la zona del mirador Cristo Redentor en para lanzarse y acabar con su vida.

Pese a los gritos de sus familiares, nada parecía impedir su fatal decisión. El suboficial Juan Carlos Alvarado Zevallo, quien llegó a la zona, decidió descender y entablar una conversación con Rosales Guardia para tratar de hacerlo cambiar de parecer.

Luego de varios minutos de tensión, el efectivo policial aprovechó que el joven estaba distraído, se acercó y logró abrazarlo, aferrándose de su brazo. Sus colegas y pobladores de Barranca también descendieron para ayudarlo hasta que finalmente el joven desistió.

"Esta persona no dudaba en tirarse del barranco. Yo como miembro de la Policía Nacional tuve que hacer todo lo que estaba a mi alcance para salvar la vida de la persona", dijo Alvarado.

Él muchacho fue trasladado a un hospital de la zona en donde quedó internado, mientras que el suboficial fue felicitado por su valerosa acción.