(América TV)
(América TV)

La Policía y personal del serenazgo irrumpieron en un bar clandestino de para frustrar una boda gay simbólica que estaba a punto de realizarse en dicho local.

El novio huyó del lugar al notar la presencia policial. Sin embargo, un travesti, con vestido de novia, se quedó e intentó evitar que sus invitados sean desalojados del establecimiento, informó Primera edición.

A pesar de su esfuerzo, la 'novia' y los asistentes fueron trasladados a la comisaría del sector por resistencia a la autoridad. Mientras que el propietario del lugar recibió una multa por no solicitar licencia de funcionamiento.