TRAS LAS REJAS. Los detenidos son interrogados en la sede de la Dirandro en San Isidro. (Perú21)
TRAS LAS REJAS. Los detenidos son interrogados en la sede de la Dirandro en San Isidro. (Perú21)

La Policía Antidrogas realizó ayer un megaoperativo internacional en cinco países, entre ellos tres del continente africano, así como en Brasil y Perú. Como resultado, 22 peruanos fueron detenidos.

Estos integraban una red de narcotraficantes que enviaba cocaína impregnada en prendas de vestir con destino a África, Europa y Asia.

Fuentes de la Dirección Antidrogas (Dirandro) informaron que se trató de un trabajo de inteligencia que duró más de seis meses. Finalmente, se coordinó con Interpol de diferentes países y se dio el golpe.

Así, se desbarató esta mafia internacional. No obstante, al cierre de esta edición, el operativo continuaba en Francia y Rusia, donde permanecerían ocultos un narco iraquí y peruanos, quienes serían los químicos de la organización.

El caso ha sido denominado 'Caracol' porque la investigación comenzó con una información confidencial sobre un preso del penal Sarita Colonia, quien –según la Policía Antidrogas– era el que coordinaba el envío de la droga desde su celda.

Se trata de Gerson Gálvez Calle, quien purga condena por los delitos de homicidio y extorsión.

Se informó que, para la ilegal actividad, este recluso contaba con modernos celulares con Wi Fi. A través de estos aparatos, accedía a Internet para comunicarse con sus cómplices que operaban en diferentes países del mundo.

Entre los detenidos figuran las 'burriers' Ida Reátegui, Verónica Guerra y otra mujer conocida como 'Deysi'.

TENGA EN CUENTA

- Se informó que la droga salía por Madre de Dios, rumbo a Brasil. En este país, era entregada a 'burriers' que, posteriormente, trasladaban el estupefaciente a los diferentes continentes.